3 de enero de 2015

Luego de abrir el empaque

Encontré mi juguete ideal, siempre lo estuve buscando, incluso lo encontré del size perfecto, al encontrarlo pensé que fue hecho especialmente para mi, no sé como explicar la felicidad que sentía.

Luego de abrir el empaque, noté que obtuve algo totalmente distinto a lo que andaba buscando. Me dieron algo que no estaba en las condiciones correctas para "disfrutar".

Simplemente aposté todo lo que tenía en el juego, ahora me quedé con las manos vacías. Solo me queda volver a llenarlas como siempre he hecho, total...no me queda de otra.

Me imagino que algún día el tiempo pondrá todo en su lugar. 
Publicar un comentario